Baleares recibe 55 millones de euros para planes de sostenibilidad turística

El Gobierno ha aprobado planes de sostenibilidad turística en Baleares por un valor de 55 millones de euros, financiados por fondos europeos.

De ese total, 24 millones irán a proyectos en Mallorca. La Conferencia Sectorial de Turismo, que se reunió en Madrid, aprobó los proyectos para las islas, que se benefician del programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino 2022.Mallorca recibirá fondos para planes en seis municipios, incluyendo uno del Consell de Mallorca:

  • Capdepera recibirá 4 millones para la restauración de zonas paisajísticas degradadas y mejoras en la movilidad sostenible y el alumbrado.
  • Pollença recibirá 2 millones para la rehabilitación sostenible del antiguo cine Capitol y acciones de mejora de la eficiencia energética y la digitalización.
  • Sant Llorenç tendrá 4 millones para la transformación integral sostenible de Cala Millor, con actuaciones en los espacios marítimos y en la economía circular y el alumbrado público.
  • El Santa Margalida con 3,3 millones, transformará Can Picafort, incluyendo la remodelación del paseo Colón y acciones de digitalización.
  • Manacor dedicará 2 millones al Proyecto de arrecife artificial en Porto Cristo, con acciones de restauración ecológica y actividades científico-técnicas en el municipio y en el centro de interpretación.
  • El Son Servera con 3 millones, incluye mejoras en el paseo marítimo y en el parque del Puig de sa Bassa y la adaptación de la calle Sol.
  • El Consell de Mallorca con 6,1 millones, incluye la rehabilitación sostenible del edificio Can Planes en sa Pobla y acciones en caminos de montaña.

La aprobación por el Gobierno de los planes de turismo sostenible en Baleares es un paso positivo hacia la protección del medio ambiente y la promoción del turismo sostenible en la comunidad. La asignación de estos 55 millones de euros muestra el compromiso de afrontar los retos del turismo en las islas y garantizar su sostenibilidad a largo plazo. La restauración de zonas paisajísticas degradadas es un claro ejemplo de iniciativa para ayudar a proteger el medio ambiente y apoyar el turismo sostenible en las Islas Baleares.